Proyecto Fondart N° 46562

Elaboración de expediente para obtener la Declaratoria de Monumento Histórico Nacional del Invernadero de la Quinta Normal

El objetivo de este proyecto fue elaborar un expediente para obtener la declaratoria de Monumento Histórico del Invernadero de la Quinta Normal, iniciativa que permite optar a las fuentes de financiamiento necesarias para revitalizar este emblemático recinto y potenciar su valor como espacio social, cultural, educacional y recreacional para la ciudad de Santiago. 

Para poder concretar esta iniciativa se postuló al concurso Fondart 2007, en la Línea Conservación y Difusión del Patrimonio Cultural. El proyecto resultó ganador, optando a fondos que permitieron desarrollar la investigación, realización del Expediente y la creación de este sitio web.

El expediente reviste un valor en sí mismo por cuanto constituye el único registro planimétrico de una obra cuyos planos originales se encuentran perdidos. Adicionalmente permite tener, junto al necesario estudio estratigráfico (de distintas épocas), un conocimiento más exacto de las características originales del edificio, para así poder recuperarlo con mayor conocimiento de su naturaleza. 

Considerando la proximidad del Bicentenario, resulta muy oportuno poner en valor y recuperar edificios patrimoniales en deterioro, convirtiéndolos en espacios culturales. Por ello, con este expediente apuntamos a iniciar las acciones de preservación y posterior uso intensivo del edificio patrimonial, para difundir el patrimonio arquitectónico y botánico nacional. De esta manera, se devuelve a los habitantes un espacio de exposición, aprendizaje y difusión.

La solicitud para la declaración del Invernadero de la Quinta Normal como Monumento Histórico, a través de este expediente, fue recibida por el Consejo de Monumentos Nacionales el pasado 1 de abril, ocasión en la que se destacó la "excelente calidad técnica y presentación" de este trabajo, iniciándose el proceso para la declaratoria.

Orígenes del Invernadero

Si bien la información sobre este edificio es escasa y mucha de ella entrega datos contradictorios, se estima que el Invernadero fue construido en la segunda mitad del siglo XIX, dando cuenta de la notoria influencia europea en la sociedad santiaguina de la época.

Algunos sostienen que fue construido con motivo de la Exposición Universal de 1875, que se desarrolló en la Quinta Normal, ocasión en la que también se levantó el Palacio de la Exposición, actual Museo de Historia Natural. Sin embargo, otra versión señala que originalmente estaba emplazado en la Quinta Meigss, residencia del empresario ferroviario Henry Meiggs ubicada en el sector actualmente conocido como Conjunto Virginia Opazo.   

Pese a la carencia de antecedentes históricos, especialistas estiman que podría haber sido elaborado en fundiciones de Europa, debido a su similitud con obras emplazadas en Francia e Inglaterra.

El periodo de apogeo del Invernadero (fines del siglo XIX hasta 1920) fue seguido por un progresivo proceso de deterioro provocado por el abandono y la falta de mantención. 

Entre 1990 y 1995 el edificio volvió a revivir gracias a la iniciativa "Conservatorio de plantas medicinales", realizada conjuntamente entre Caritas, el municipio de Santiago y la DIBAM.

Sin embargo, en la actualidad el recinto se encuentra abandonado y ha sido objeto de diversos destrozos.

Este trabajo fue presentado por el equipo conformado por:

  • María Magdalena Barros Castelblanco (ejecutora responsable), arquitecta de la Universidad de Chile.
  • Antonio Sahady Villanueva, arquitecto y director del Instituto de Restauración de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile
  • Juan Pablo Morales Córdova, arquitecto Universidad de Chile
  • Felipe Eduardo Gallardo Gastelo, arquitecto y académico del Instituto de Restauración de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile.

   
  Proyecto
  Quinta Normal
  Botánica
  Galería
  Noticias
   
   
  Prensa
  Enlaces
  Contacto
 
Agradecimientos
   
 
 
 
 
 
     
cierre